Demasiado pronto Spidey

Calificación: Regular

Han pasado diez años desde que se estrenó el primer Hombre Araña de la mano de San Raimi. Solo cinco años desde que tuvimos la fallida última entrega, siempre con Raimi en la silla de director, y de la que recuerdo la segura escena más tonta de las películas de superhéroes (Aquella en la que Tobey Maguire camina al ritmo de James Brown con aires de cool). Es cierto que la memoria en estos tiempos de voraz consumo informativo es traicionera, pero tampoco hay que abusar. Es por eso que la podía ser la mejor película del Hombre Araña, termina siendo un tedioso dejavu con ciertos chispazos visuales entretenidos.

La sinopsis no vale decirla, porque seguramente usted ya la vio en las cintas anteriores. Desafortunadamente El Sorprendente Hombre Araña es una copia al carbón del mismo arco argumental que la primera película de 2002: Peter Parker es tímido, está enamorado de una chica linda que sabe poco de él, lo molestan en la escuela, le pica una araña radioactiva, adquiere habilidades sobrehumanas y paralelamente aparece un villano que lo quiere destrozar.

Es una lástima. Porque cualquier purista de los comics originales sabrá que esta cinta esta más apegada a la historia original escrita por Stan Lee y Stev Ditko, que las primera película de Raimi. Es cierto que en el Universo de comics Marvel existen varias versiones del Hombre Araña. Incluso, en una de estas Peter Parker fue muerto. Pero pensar que esta fórmula va funcionar con el enorme público del cine comercial fue una ingenuidad absoluta, menos aún con tan pocos años de diferencia entre toda las versiones.

Por eso en la primera mitad de la película es inevitable sentir cierto desencanto con los acontecimientos desarrollados. No hubo un solo intento por tratar de variar la historia. E insisto, es una lástima porque la cinta tiene mucho mas elementos adultos que las versiones anteriores, además de que visualmente es mucho mas atractiva. Además se esfuerza en detalles que los amantes del género agradecen (como las botas de Gwen Stacy).

Andrew Garfield tal vez no tiene el carisma Tobey Maguire, pero hace un aceptable papel como un atormentado Peter Parker. Lástima que la química entre él y Emma Stone (Gwen Stacy) no eche chispas en la pantalla. Las escenas de pelea son ágiles y angustiantes. Fue en este campo en el cual salió mejor librado el director Marc Webb. Pero el daño ya estaba hecho desde antes de que se hiciera la primera toma. Fue poco el tiempo transcurrido. Una lástima, porque esta es la primera película de Spiderman que me hubiese gustado ver.

One Comments

  • Rommel Mendez 12 / 07 / 2012

    Pues te cuento que esa escena en la que peter parker camina con aires de kool y suena una rola muy buena no es de James Brown es, raindrops keep fallin´ up my head de B.J. Thomas

Deja un comentario