El guerrero Panda pierde fuerza

Calificación: Regular

Los estudios Dreamworks siempre han cargado el estigma de ser los “menos inteligentes” del negocio de la animación por computadora, si se les compara con sus geniales colegas de Pixar. Además veían como se devaluaba lo que hasta ese momento su mejor producto, el ogro Shrek.

Pero en 2008 se toparon con una agradable sorpresa. Sin embargo, un simpático panda, torpe y tragón, entró con fuerza a la mente y corazón de los niños mundo. Dreamworks respiró tranquilo, porque la registradora volvía a marcar saldos a su favor.

En esta primera versión, mucho del carisma del Panda Po, cuya voz la personifica con mucha gracia el comediante Jack Black, era alimentado por la graciosa contraparte que representaba el maestro Shifu, a cargo del veterano de mil batallas Dustin Hoffman.

Igual que el Panda y su maestro, los diálogos de Black y Hoffman trascendían el infantilismo del producto, para alcanzar a ser maduras reflexiones sobre juventud y experiencia. Olvídense de encontrar esto en esta segunda versión del Kung Fu Panda.

Por una razón desconocida, el papel del maestro Shifu es relegado drásticamente hasta el punto de ser un adorno ocasional. No sé si hubo razones comerciales (que son las que mandan en Hollywood), pero esta vez el papel de la conciencia del Panda Po le fue otorgado a Tigresa, una maestra de las artes marciales cuya voz surge de los sensuales labios de Angelia Jolie. El cambio es evidente. El Panda Po siempre es gracioso y simpático, pero el humor cojea si se compara con la primera versión.

Es claro que los chistes y las bromas (igual que Shifu), fueron relegados para dar pie a las peleas y la acción. Tan solo si las coreografías de las peleas hubiesen tenido un poco mas de las gracias que le imprimía Jackie Chan a sus primeras aventuras “made in” Hong Kong.

Pero, en lo que curiosamente la cinta ganó un poco fue en madurez. En medio de los pocos chistes y las muchas peleas, Kung Fu Panda aborda con buena mano un tema sumamente delicado, como es la adopción y búsqueda de nuestros orígenes.

En este cinta para niños, usted puede encontrar los diálogos correctos sobre este tema en las breves charlas que tiene Po y su padre, Sr. Ping, un ganso. Tal vez para los adultos sea bastante fácil deducir los orígenes de Po, pero la lección sobre tan delicado asunto es impartido con sencillez y gracia para los niños. Esta sub película puede ser más interesante que la misma película.

Comment List

  • rodolfo rabanales 24 / 06 / 2011

    magnifica pelicula. excelentes reflexiones, sobre todo lo que le dijo la adivina a po, y tambien de sr. ping. quisiera recordar esa relflexion….alguien lo sabe? saludos

  • Perton 18 / 06 / 2011

    Genial cinta animada, sin duda lo mejor que nos ha dado el cine este año. Una animación impecable, un argumento que si bien es cierto, no es la gran cosa, es tocado con genialidad. Una secuencia de acción de primera. Y los personajes han evolucionado admirablemente. Ademas banda sonora sublime, efectos especiales de envidia.
    En fin toda una obra de arte. Creo que el crítico vio cualquier cosa menos esta peli. No hay que ponerle mente y hay que ir a pasar un buen rato, satisfacción asegurada.

Deja una respuesta