La misma película de momias, ahora en China

Calificación: Mala

Este año las estas cintas del verano hollywodense han presentado una inusual calidad. Hulk y Iron Man ofertaron sus historias fantásticas con un toque de realismo que las hicieron decentes entretenimientos para masas. También hemos sido testigos de producciones ambiciosas en sus mensajes y argumentos, que no por eso perdieron su sentido comercial, (Wall*E y El Caballero de la Noche) y divertidas historias que con humor fino y simplón hicieron gozar a la familia entera (jadeando y tropezándose, el oso Po de Kung Fu Panda).Pero bueno, nunca deja de aparecer un pelo en la sopa, y el de las cintas “pop corn” del 2008 fue esta nueva versión de las aventuras de Rick O´Connell (Brendan Fraser) y su familia.

No voy mencionar los pormenores de la trama, no por no arruinarle el gusto de la película, sino porque simplemente usted ya los conoce, si ya vio las otras dos versiones de la saga. Esta cinta es una descarada fotocopia al carbón de la Momia Regresa (2001). No hay nada nuevo que ofrecer al espectador. Hay mas originalidad en un capítulo de las Patoaventuras de Disney.

Bueno, si hay una diferencia. La Momia Regresa se desarrolla en Egipto. En la Tumba del Rey Dragón es el mismo cuento, pero los peligros son en China y Los Himalayas. Los reto a que encuentran otra cosa distinta.

Lo mas lamentable es ver a talento desperdiciado en proyectos tan insípidos. Jet Li puede superar mayores retos como maestro de las artes marciales. Michelle Yeoh ha demostrado no sólo saber pelear, sino también hacer buen drama. El mismo Fraser nos ofrecidos personajes interesantes, como el fiscal de Crash o el voluntario de Quiet American. La historia de María Bello es peor. Una de las actrices con mayor potencial, pero más sub valoradas por la industria y la crítica, forzada en un incómodo papel como la aventurera esposa de O´Connell. Que tino el de Rachel Weisz en rechazarlo.

Por los menos en las dos primeras versiones se hacia un esfuerzo por brindar nuevos contextos históricos y mitológicos que sentaba las bases para las acrobacias, disparos y peleas que vendrían después. Es mas, la primera versión de La Momia (1999) presentó efectos especiales revolucionarios y Fraser logró colar para la historia la frase que mejor sinteciza la esencia del cine de aventuras: “ Bueno. Hay que rescatar a la doncella, matar al malo y salvar al mundo”. Nueve años después, lo que el mundo del cine necesita ahora es que la familia O´Connell quede enterrada para siempre, junto a las momias que combatió.

Deja un comentario